Biografía

Hola! Mi nombre es Ruy Hinostroza Sipkes, hijo de Ingrid Sipkes y Rodolfo Hinostroza. Soy el menor de 3 hermanos y tío de 2 preciosos seres. Nací en Lima, soy peruano y holandés por parte de mi mamá. Tengo 31 años.

Soy Virgo ♍ con Ascendente Acuario ♒ y Luna en Tauro ♉ (y 4 planetas en Leo ♌)

Mi camino con la música empezó a los 14 años cuando mi papá me regaló un bajo y tuve una banda de rock, Los Chobis. Toqué toda mi adolescencia ahí y luego fui tocando en otras bandas, siempre como bajista. Algo que seguro pocos saben es que fui el primer bajista de Mundaka 🤘🎸 <3

A los 17 me fui a Argentina a estudiar Ingeniería de Sonido. A los 18 volví a Lima y me di cuenta que quería más música que ingeniería así que entré a clases de guitarra clásica con el maestro Lucho Justo y gracias a él ingresé a la Escuela de Música de la Católica a la especialidad de guitarra clásica. 🎶✨
Una vez dentro, me di cuenta que no me estaban enseñando lo que yo buscaba y que el camino clásico me limitaba, así que me salí y seguí mi camino.

Aparecieron grandes maestros en mi vida.

Tito La Rosa me enseñó a conectarme con el sonido desde otro lugar, más ritual, más intuitivo. A los 19 conocí el budismo tibetano gracias a mi mamá y conocí la meditación, que me cambió la vida y me calmó la mente. Practiqué durante varios años el linaje Karma Kagyu con una gran maestra: Lama Karma Chotso y me encantó, me conecté mucho con sus rituales y los mantras tibetanos. Conocí gente hermosa ahí. 🧘‍♂️😊

Con todo esto, mi sentido de la música cambió completamente.

Aprendí a tocar instrumentos ancestrales como las quenas, flautas nativas, el didgeridoo y el djembé y me puse a experimentar con la computadora y sus infinitas posibilidades musicales. Empecé a fusionar lo antiguo y lo moderno 🎶♒

A los 21 saqué mi primer disco, Anahata, que marca el inicio de mi carrera musical. Es un disco de música new age / electrónica / experimental que me abrió muchísimas puertas. Está acá ✨🥰

A los 22 empecé a hacer Ceremonias de Sonidos Sanadores (Sound Healing) por todos lados en Lima y Cusco y conocí muchos centros de yoga y meditación y terapias alternativas. Además toqué en algunos festivales de música medicina y de yoga.

A los 24 años me gané una maravillosa beca para artistas y meditadores y me fui a Tailandia a aprender con monjes durante 2 semanas en una isla hermosa con gente de todo el mundo y de todas las artes.

Empecé a conocer el mundo y al volver a Perú empecé a enseñar lo que había aprendido. Me di cuenta que todos podemos conectar con la música desde la meditación y no solo desde los métodos académicos tradicionales y empecé a ayudar a mucha gente a desbloquearse, calmar la mente y también aprendíamos mucha música juntos. 🎶🧘‍♂️

También a lo largo de los años asistí a ceremonias de Ayahuasca y empecé a entender más del fascinante mundo mágico del chamanismo. Me ayudó a ver y entender otras dimensiones, a sanar mi relación con mi voz, a respetar a las plantas maestras (y sanarme mucho más) 

Conocí también al San Pedro y los hongos mágicos que me han aconsejado y guiado en momentos importantes de mi vida, como grandes maestros.

A los 25 saqué mi segundo disco: Círculo de Sonidos y me fui a España a hacerle un pequeño tour, toqué en Madrid, Barcelona y Málaga y aproveché para conocer un poco Europa durante algunos meses. Fue una experiencia maravillosa.

Ese mismo año mi papá falleció. Por suerte pude estar con él en sus últimos días y despedirme 🥰😊

De regreso por Lima, estuve musicalizando las clases de yoga de Open Yoga los domingos en el Faro durante un par de años. Tocaba muchos instrumentos y con los pedales los loopeaba y tocaba encima, era todo creado en tiempo real y así aprendí mucho. Venía mucha gente, las clases eran un éxito.

A los 26 años saqué mi tercer disco: Un Paseo por el Cosmos y seguí tocando en diferentes lugares, ceremonias, eventos y festivales en Perú.

También tuve el honor de tocar en la Ciudadela Sagrada de Caral 3 veces y también en otras Huacas (restos arqueológicos) como la Mateo Salado, Pucllana, Santa Catalina, y Huantille, estas últimas en Lima. La energía que tienen estos lugares sagrados es de verdad muy especial 🛖✨

En estos años he ido a muchos retiros de meditación y he conectado mucho con el Vipassana, que son retiros de meditación en silencio de 10 días. Cada vez que podía me inscribía a uno. Hice 5 a lo largo de muchos años y esto me ayudó e inspiró muchísimo. 🧘‍♂️☮️

A los 29 lancé un disco de rock conceptual llamado Vipassana, plasmando mi experiencia de un retiro, día a día en cada canción.

Luego llegó la pandemia. Ese año me mudé al Valle Sagrado de los Incas – Cusco a vivir y organicé aquí muchos Retiros de Sanación de 5 días con Sound Healing. También guié Ceremonias de Sonidos Sanadores para grupos de extranjeros en diferentes hoteles de retiros del Valle Sagrado.

A los 30 hice un pequeño tour en Estados Unidos. Toqué acompañando a un amigo en el Micro-Fest, un festival de 3 días en Salt Lake City y, también toqué en un Kirtan
Hice un concierto de loops en Houston y di un taller de meditación con bambú ahí.

Entre los 30 y 31 empecé a compartir Ceremonias de Sonidos Sanadores con microdosis de hongos sagrados, sosteniendo espacios de 4 horas de sanación profunda en diferentes espacios en Pisac y Lima – Perú y hasta ahora sigo haciéndolo.

También he compartido Ceremonias de Sanación con San Pedro (Wachuma) con música, meditación y honrando siempre nuestra hermosa cultura y a nuestros ancestros.

Este inicio de año estoy emprendiendo un viaje hacia la selva y luego hacia Panamá, nace un nuevo episodio de introspección musical y construcción de proyectos musicales.

Todo lo que aprendo lo comparto y así seguiré 🙂

Si has llegado hasta aquí…

¡Muchas gracias por tu tiempo y por tu interés!

¡Que tengas paz en tu vida! ✨🥰🙏🏻